Produzcamos leche sin antibióticos

Por: M.V. Luis F. Giraldo S.
Asistente Técnico de Santa Rosa de Osos
luisgs@colanta.com.co

 

La leche es uno de los alimentos más completos que nos da la naturaleza, ya que contiene proteínas, minerales, vitaminas, entre otros componentes, que la hacen un alimento esencial en la dieta diaria durante todas las etapas de la vida. Por esta razón, es un deber de los productores enviar a las plantas una materia primera con óptima calidad higiénica, composicional y, sobre todo, un producto INOCUO.

La inocuidad es garantizarle a los consumidores un producto sin alteraciones físicas, químicas o biológicas que puedan afectar la salud de las personas. En este caso, queremos atacar uno de los puntos más críticos que se pueden dar en la cadena finca-planta: los residuos de Antibióticos y sustancias extrañas en la leche.

 

A continuación enumeramos algunas recomendaciones importantes para evitar la presencia de dichos residuos en la leche.

  • Siga las instrucciones de la etiqueta o del Médico Veterinario. No modifique la dosis, la vía de administración ni el tiempo de retiro.
  • Los medicamentos de uso humano SÍ dejan residuos y NO son indicados para su ganado.
  • Descarte la leche de todos los cuartos si aplica medicamentos intramarios, así trate un solo cuarto.
  • Marque visiblemente sus vacas en tratamiento y ordéñelas al final. Deposite esa leche en utensilios marcados como “Leche de Retiro”.
  • Verifique que las vacas que ingresan nuevas a la finca NO estén en tratamiento.
  • Registrar por escrito los tratamientos efectuados en la finca, las fechas de secado y parto de sus vacas.
  • Al parir la vaca, vacíe la leche al tanque a partir del sexto día postparto. Si estuvo seca menos de 60 días, monitoree y verifique mediante prueba de laboratorio que la leche ya no está positiva a antibióticos.

 

¡Leche sin antibióticos, un propósito de todos!