Gyr por Jersey, el cruce para mejorar calidad de la leche

El negocio lechero no se centra solo en la producción de altos volúmenes del alimento. La calidad del producto juega un papel relevante y por eso se ha pensando en el cruce entre la bos indicus Gyr y la bos taurus Jersey.

Gyr_COLANTA®

La raza Gyr aporta adaptabilidad al trópico y la Jersey mejoramiento en calidad de la leche. Foto: salesganasal.com / CONtexto ganadero

La leche de vacas Jersey puede alcanzar un 5 % de contenido graso y entre 3,6 % y 5 % de proteína,lo que señala que un litro del alimento puede tener más 15 gramos de este último sólido, por el que la industria paga más a los ganaderos. Gonzalo Maldonado Gómez, presidente de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Jersey, aseguró que la raza lechera produce leche con sólidos totales que la posicionan entre las mejores del mundo. (Lea: La leche Jersey, entre las mejores del mundo) 

Una vaca Jersey, añadió Maldonado, alcanza un peso de 400 kilos en su edad adulta, lo que se ha constituido en valor agregado al poderse alimentar con menos cantidad de pasturas y suplementos respecto de otras razas lecheras sin que se afecte la producción láctea. 

Andrés Fernando Arenas Gamboa, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, señaló que el cruce entre ambas razas se ha comenzado a implementar en fincas nacionales, pero aún predomina más el cruzamiento de la Holstein por la Brahman o la Gyr por la Holstein.

Argumentó que el cruce entre la Gyr y la Jersey toma fuerza en Colombia por las características de la raza lechera que produce un lácteo de alta calidad, que cuando se combina con genes de la cebú aumenta su resistencia en zonas del trópico colombiano.

En fincas de los Llanos Orientales y la costa Atlántica se impulsa el cruce entre la Gyr por Jersey conla posibilidad de tener a favor la adaptabilidad y una leche apetecida por sus nutrientes.

Ante las dificultades climáticas que atraviesa el país, los ganaderos han visto que pueden tener esta nueva raza sin necesidad de bajar la carga animal por hectárea. (Lea: Vacas lecheras de 7 razas comparten un mismo escenario)

Arenas consideró que otro factor a resaltar es el resultado positivo en la reproducción. “No ha habido problema con los partos cuando se cruzan las razas. La Gyr tiene una cría pequeña que hace que esa combinación sea buena”, afianzó.

En el proceso de reproducción se busca que la Gyr sea la que tenga una cría pequeña con genes Jersey, de lo contrario, se podría interrumpir la preñez, puesto que la hembra de esta última tendría complicaciones para parir un animal de un tamaño superior al de su raza. 

Tomado de: www.contextoganadero.com