Podología Bovina

podologia-img

¿Por qué realizarla?

Las vacas de leche pueden producir y expresar todo su potencial si están sanas y confortables. Infortunadamente, las cojeras en nuestros hatos están aumentando y esto afecta la productividad del negocio, pues impiden que las vacas puedan pastorear adecuadamente, afectando la producción, la reproducción y la calidad composicional de la leche.

  • Hay una alta correlación entre baja producción y vacas que no son capaces de caminar confortablemente en busca del alimento (pasto).
  • Las vacas cojas pasan más tiempo acostadas y frecuentemente se encuentran aisladas del grupo. Si tenemos presente lo anterior estas vacas serán más susceptibles a la mastitis por estar la ubre en permanente contacto con patógenos ambientales oportunistas.
  • Cuando hablamos de reproducción, las vacas que están cojas no muestran calores y en muchas ocasiones dejan de ciclar.

Los sistemas de producción presionan las vacas a producir más leche por lactancia, haciendo que se desplacen por largos trayectos entre los potreros y las salas de ordeño. Se debe mantener las pezuñas de las vacas en las mejores condiciones para conservarlas saludables y mantener su productividad.

Las lesiones de pezuñas causan cerca del 90% de las cojeras en ganadería de leche y están directamente relacionadas con problemas de salud, confort y ambiente. Usualmente, toma de 6 a 10 semanas desde que el proceso inicia hasta que la vaca realmente muestra la cojera. Por esta razón, para prevenir cojeras es necesario implementar un programa de recorte funcional de pezuñas.

¿Qué quiere decir recorte funcional de pezuñas?

Es un programa que reduce significativamente las cojeras previniendo enfermedades en desarrollo. El arreglo funcional ayuda a alcanzar esta meta al corregir la longitud y el ángulo del dedo y conservando el balance y distribución del peso entre las pezuñas de cada pata. Esto evita el traumatismo mecánico causado por sobre crecimiento e imbalance que con el tiempo se genera.

¿Cuándo realizar el recorte funcional a las pezuñas?

En la vida productiva de la vaca hay periodos en donde aumenta el estrés, situación que hace al corion más susceptible a traumatismos. Las vacas y especialmente las novillas experimentan cambios durante la lactancia, es por esto que necesitan pezuñas con el mejor balance posible para una adecuada distribución de su peso.

El momento ideal para iniciar un programa de recorte funcional de pezuñas es, idealmente por los días cercanos al secado de la vaca. Esto garantizará la mejor condición posible para las pezuñas durante el periodo más estresante de la lactancia de la vaca, el post parto.

Cerca del 85% de las cojeras ocurren en las pezuñas laterales de los miembros posteriores. Por esta razón, si un correcto balance y distribución de pesos no es obtenido y la pezuña lateral posterior excede la pezuña medial por un centímetro o más, esto se verá reflejado en traumatismo que se expresará como enfermedades podales cuyo remedio será una podología terapéutica.

Factores de estrés que pueden generar cojeras:

  • Caminar largas distancias.
  • Mucho tiempo paradas sobre concreto.
  • Malas condiciones del piso (resbaladizo o concreto demasiado abrasivo, escalas, superficie irregular, piedras puntiagudas, entre otras).
  • Inadecuado periodo de transición.
  • Parto y cambios metabólicos que se generan en esta etapa.
  • Repentinos cambios en la ración.

¿Cómo realizar un adecuado recorte funcional a las pezuñas?

El objetivo de un arreglo funcional es hacer el caminar de la vaca lo más confortable posible, reduciendo el dolor al caminar al restaurar la forma correcta y el balance de las pezuñas, conservando suficiente cantidad de tejido corneo que proteja el corion y de esta manera mantener al animal saludable.

Si la condición de la pezuña requiere remover grandes cantidades de tejido corneo (casco) y cambiar el ángulo de la pezuña, se considera como un arreglo terapéutico, el cual resultará en alguna cojera debido al severo ajuste de los tendones flexor y extensor profundos. En estos casos se considera que el programa de podología funcional no ha sido realizado. Sin embargo, hay casos en los que las vacas han estado en un programa regular de arreglo funcional y resultan cojas; con toda seguridad el problema tiene menos complicaciones severas y su recuperación será más rápida que aquellas vacas que no han estado en el programa de arreglo funcional de mantenimiento.

El compromiso tanto del productor como del especialista en podología, es llevar datos y seguir un estricto y continuo programa de arreglo funcional de mantenimiento que ayuda a prevenir arreglos de tipo terapéutico. Una meta real se logra cuando el problema de cojeras presenta menos de 2 vacas cojas en un grupo de 100 vacas por mes. Pero esta meta no incluye enfermedades como laminitis, dermatitis digital y/o necrobacilosis interdigital que son de tipo nutricional y infeccioso ambiental.

Recuerde, si una cojera es vista, tanto el productor como el especialista deberán actuar inmediatamente.

Por: M.V.Z Federico Johnson N.
federicojn@colanta.com.co
Asistencia Técnica – Programa de Podología COLANTA